¿En qué clientes debemos centrarnos? - Envío de junio de 2023



Queridos amigos, Queridos clientes, La pregunta en cuestión puede parecer chocante, porque todo el mundo imagina que será tratado como los demás. No mejor, pero sobre todo no peor.
Sin embargo, nuestras agitadas condiciones de venta favorecen a unos en detrimento de otros.

Un cliente de las Antípodas, que dudaba entre 3 pares, pidió los tres. Antes de devolver los otros 2, nos preguntó si las devoluciones eran gratuitas.
Esta pregunta nos hizo querer aclarar nuestra posición.

Algunos de ustedes se sienten ofendidos, o simplemente decepcionados , porque no ofrecemos devoluciones gratuitas. Los eslóganes seductores y los coloridos carteles de las tiendas a veces nos hacen olvidar la realidad de las cosas y lo que cuestan.

Las vacilaciones y los errores de pedido (una talla 42 que se convierte en 45 con un clic apresurado o una media pantorrilla elegida por error en la categoría por la rodilla) exigen devoluciones.
Pero ofrecer el coste de las devoluciones significa incluir estos costes en el precio global de los calcetines (entendiendo que se trata del coste medio de un pedido) y, por tanto, hacer pagar a los precavidos los costes asociados a la negligencia de los demás. Todos nos equivocamos o dudamos de vez en cuando, pero no nos parece justo ni responsable ofrecer el coste de las devoluciones.

Por supuesto, cuando somos nosotros (Mes Chaussettes Rouges) los culpables, ofrecemos los gastos de devolución porque aplicamos la misma lógica: la persona que comete un error se hace responsable del mismo.


Y los que prefieren las devoluciones gratuitas sin utilizarlas nunca juegan contra sí mismos, como el Tircis de Jean La Fontaine. Tircis que explica a Amarante el dolor que el amor le hace sentir para declararle discretamente su amor.

Y al hacerlo, abre los ojos de Amarante al hecho de que ella también está enamorada... pero de alguien que no es él.

Hay mucha gente como él, que afirma* actuar sólo por cuenta propia y que hace tratos por cuenta ajena.

Le deseamos un verano maravilloso.


Jacques y Vincent *piensan

Escribir un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados