La cachemira y la lana son fibras naturales producidas por animales, pero tienen características ligeramente diferentes.

La lana es producida por ovejas, cabras y otros animales con vellón. Para ser exactos, la lana es una categoría amplia dentro de la cual se incluye la cachemira.

Hay una gran diferencia de calidad entre las distintas lanas, desde la más gruesa a la más fina. La lana puede ser gruesa y basta, y en este caso se utiliza a menudo para fabricar alfombras y tejidos de tapicería, o incluso como material aislante. Las lanas más finas se utilizan para confeccionar prendas cálidas y resistentes, como jerseys y abrigos, pantalones y, sobre todo, calcetines. La lana es famosa por sus propiedades aislantes, es resistente al agua y fácil de teñir. Recuerde que la ropa de abrigo es ropa aislante. No existe la ropa de abrigo (a menos que tenga una pequeña batería y un calefactor), sino la ropa que aísla del frío. Si quieres calcetines calientes, necesitas calcetines de lana.

La cachemira, en cambio, la producen las cabras de la región montañosa de Asia Central, sobre todo en el norte de la India, Pakistán, Mongolia, China e Irán. Es más fina y suave que la lana, y suele utilizarse para confeccionar prendas delicadas como jerseys, bufandas y gorros. La cachemira también es más ligera que la lana, por lo que resulta más cómoda de llevar. También es conocida por su excepcional calidez, suavidad, finura y resistencia. La cachemira es más suave que la lana porque, por término medio, las fibras son más finas. Por eso los calcetines de cachemira son tan suaves. Lo mismo ocurre con los gorros de cachemira, sobre todo porque la piel de la cara es muy sensible a la suavidad porque es fina y tiene más terminaciones nerviosas.

También es importante tener en cuenta que la cachemira es más cara que la lana debido a la cantidad de fibra que producen las cabras. La cachemira es una fibra rara; sólo se utiliza el pelo del vientre y los flancos de la cabra para producir fibra de cachemira, por eso es más cara. Para que se haga una idea, la producción mundial de cachemira es de 15.000 toneladas.

En resumen, tanto la lana como la cachemira son fibras animales naturales producidas por animales, pero la cachemira es más fina, suave y ligera que la lana, por lo que suele utilizarse para prendas más delicadas. Sin embargo, la cachemira también es más cara que la lana debido a su escasez.

Por último, para terminar con una pequeña anécdota, las fibras más finas del mundo no proceden de la cachemira, sino de la lana merina. Por lo que sabemos, se trata de una lana Loro Piana de 12 micras (cuando la cachemira suele rondar las 15-16 micras). Esta lana se llama The Gift of Kings y es exclusiva de Loro Piana.